sábado, 28 de septiembre de 2013

Liquidación final


¿Es o no es un nombre curioso para la primera entrada de curso en el blog?
El título corresponde a la novela  protagonizada por el comisario griego Kostas Jaritos, personaje del escritor turco Petros Márkaris y es la segunda entrega de su Trilogía de la Crisis. Con un comienzo como este, no me digáis que no invita a leerla:
ADVERTENCIA:
 
Se desaconseja cualquier imitación de los hechos narrados en esta novela

 
La trama parte de un asesinato a resolver firmado por el Recaudador Nacional que pretende hacer justicia contra todos aquellos que están engañando al Estado de una forma u otra. El comisario Kostas deberá solucionar el caso con tiento porque de él depende el ascenso que le permitirá vivir de una forma más desahogada.
Lo más interesante de esta novela es cómo plasma el contexto de la sociedad griega actual, un reflejo en el que nos podemos reconocer fácilmente. Un país en crisis, donde algunos de sus ciudadanos optan por el suicidio cuando la presión es ya inaguantable, donde jóvenes preparados se encuentran en la disyuntiva de emigrar para encontrar una vida mejor o quedarse, dependiendo de sus familias, en un lugar que no les ofrece nada, un país donde el Estado resulta inoperante para atajar la estafa  y  prima la ley del nepotismo... El caldo de cultivo para que  un asesino se convierta en el héroe de la mayoría y el comisario Kostas se plantee el papel que le toca jugar. Una gran variedad de colores que enriquecen esta novela negra más allá de la resolución del crimen.
 

1 comentario:

Ronsel dijo...

Estou coa terceira entrega da triloxía da crise e tenme fundida na miseria... Que bo é este Márkaris!