lunes, 12 de marzo de 2012

Ana Frank

Hoy se conmemora el aniversario de la muerte de Ana Frank, la adolescente que escribió un diario sobrecogedor sobre el tiempo que pasó escondida, junto con su familia y otros judios en un habitáculo de una casa en Amsterdam en plena ocupación nazi. El libro es ya un clásico de la literatura, especialmente con esa carga testimonial que conlleva y de él se han realizado adaptaciones cinematográficas, teatrales, musicales...La última interpretación de la historia viene en formato de novela gráfica, a cargo del escritor Sid Jacobson y el ilustrador Ernest Colon que trabajaron a partir del material de la Casa Museo de Ana en la ciudad holandesa.
¿Qué es lo que aporta esta visión? Especialmente, acercar el contexto histórico a los lectores más jóvenes. Desde las primeras páginas los autores se encargan de establecer un paralelismo entre el devenir de la familia de Ana, desde sus inicios en Alemania, y el ascenso político del nacionalsocialismo. Asimismo, los lectores pueden saber cómo llegó el libro hasta nuestros días y qué pasó con la familia de Ana una vez que fueron apresados.
Puede resultar de interés para aquellos que tengan cierta pereza a la hora de leerse la biografia original- de la que tenemos en la biblioteca versiones en inglés y gallego- y desconozcan qué sucedió en ese tiempo pero, en mi opinión, las ilustraciones no son demasiado atractivas y siempre resulta más interesante conocer los hechos de boca de sus protagonistas. Si en este caso tenemos la oportunidad ¿ por qué desperdiciarla?


No hay comentarios: